¡Estreno dominio nuevo! Conoce los detalles

¡Valora este artículo!
Cargando…

¡Te lo dije! Iba a haber muuuchas sorpresas. Y así está siendo. Primero te conté cómo y por qué me había cargado mi blog y ahora te encuentras que ¡he cambiado de dominio!

¡Me he mudado!

Sí. Como lo oyes. Si eres nuevo y no me habías leído antes, que sepas que mi dominio era www.rafaelclabrador.com. Pero ahora es rafalabrador.com.

Rafa, ¿por qué has cambiado de dominio?

La razón fundamental ha sido… porque me ha dado la gana jajaja, pero es algo que llevaba tiempo macerándose en mi interior.

Disyuntiva marca personal o nombre de marca

Nota

Si estás en ese momento de decisión de branding, te recomiendo que leas lo que viene a continuación.

Si no me conoces, te diré que mi nombre es Rafael Carlos Labrador y que mi blog era www.rafaelclabrador.com. Además, tengo otro nombre: John Doe. Realmente John Doe Solution que es el nombre de mi Agencia SEO.

Mucha gente me conoce como John Doe o incluso algunos me llaman Rafa John Doe.

También me ocurre que mucha gente me conoce por John Doe Solution, y desconoce que tengo un blog llamado Rafael C. Labrador.

Estaba diluyendo la fuerza.

De ahí que llevaba tiempo deseando apostar por uno solo y centrar todos mis esfuerzos en él.

La marca personal tenía más peso, ya que como bien sabes, mucho mejor presentarte a tus lectores con tu nombre que escondido detrás de una marca.

Te puede interesar:  Me he cargado mi blog... o no

Eso no significa que John Doe vaya a desaparecer. ¡Ni mucho menos! Pero ahora mismo voy a centrar mis esfuerzos y energía en rafalabrador.com.

También me ha ocurrido que si te pones a pensar, muchos grandes tienen su marca por delante de su nombre. Mira estos ejemplos:

Lifestyle Al Cuadrado – Frank Scipion

Hormigas en la nube – Javier Gobea

Marketing Libélula – Ana Sastre

Blogger 3.0 – Dean Romero

Vivir de la red – Álex Navarro

Pero también es cierto que otros muchos de los grandes, apuestan por su nombre:

Luis M. Villanueva, Romuald Fons, Javier Manzaneque, etc…

Así que finalmente decidí reflexionar conmigo mismo y la apuesta ganadora ha sido: mi marca personal.

Rafa Labrador o Rafael C. Labrador

Una vez tenía claro que apostaba claramente por mi marca personal, otra duda apareció en el horizonte: Ya no veía tan claro ser Rafael C. Labrador.

Está claro que ese es mi nombre, pero prefiero que me llamen Rafa antes que Rafael y la C de Carlos me ha dado más de un problema a la hora de nombrar mi blog, con el logo, email, etc…

Quien me conoce, me llama Rafa Labrador, ¿por qué no utilizarlo? Hasta ahora había utilizado Rafael C. Labrador para, de alguna manera, distinguirme de los cientos y miles de Rafa Labrador que existen en el mundo.

De hecho, cuando chequeé las posibilidades de nombres de usuario libres con namecheck, estaba claro que si quería el mismo nombre en todos lados, tenía que utilizar rafaelclabrador.

Pero ahora lo veo de otra manera, no descarto un cambio dentro de otros 3 años jajaja, y veo más claro que nunca el nombre de rafalabrador.

Te puede interesar:  Mi blog muere en Diciembre. Descenso de visitas a la web

Eso unido a que el dominio .com y .es estaban libres… ha hecho que me decante por el cambio.

Eso sí, por ahora sigo con el usuario rafaelclabrador en las redes. Que ya bastante tengo con haber movido el dominio jojojo.

¿Y qué pasa con el SEO?

Bueno, ya te he contado el por qué. Ahora querrás saber qué pasa con el SEO y el posicionamiento que tenía con mi blog.

Ha sido fácil: he pasado 3 kilos jajaja.

A ver, como ya te comenté en este post, mi blog ha caído en picado en visibilidad, por lo que es el momento adecuado para jugar con él todo lo que quiera.

Así que ahora o nunca.

Comprados los dominios nuevos y volcado el blog del dominio antiguo al nuevo.

Rafa, ¿cuéntame cómo lo has hecho?

Para que sea todo el rato hablar de mí y te puedas llevar un algo de aprendizaje, te voy a contar lo que he hecho y cómo lo he hecho.

  1. Chequear la disponibilidad de los dominios y nombres de usuarios con namecheck.
  2. Comprar los dominios .es y .com con namecheap.
  3. Ahorrarme el hosting, porque tengo un hosting multidominio con Webempresa, lo que me permite redireccionar el dominio a mi alojamiento en Webempresa y tener distintos WordPress en él.
  4. Migrar mi blog WordPress de rafaelclabrador.com a rafalabrador.com
  5. Redirección 301 del blog antiguo al nuevo.

Tengo una idea en mente, contarte en directo la evolución de mi blog. Así que si te apetece conocer el detalle de los puntos anteriores y cómo voy a hacer crecer mi nuevo blog, te recomiendo que te suscribas a mi lista de correo más abajo. Te prometo no hacer spam. Y de paso te llevas un ebook jeje.

Te puede interesar:  ¿Quieres ayuda?

En unos días, crearé una nueva sección llamada Proyecto rafalabrador donde te iré contando lo que aplico en el blog paso a paso. ¿te mola?

Pues te dejo que hay mucho por hacer aún.

¿Hablamos?

Rafa Labrador

Rafa Labrador es el autor del blog del mismo nombre rafalabrador.com. Rafa ayuda a negocios unipersonales a conseguir más visibilidad y ventas en Internet gracias al SEO y el posicionamiento orgánico.
¿Hablamos?
¿Te ha gustado el artículo? Valóralo
3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Ya sabes que 2017 lo he empezado con fuerza y hoy vengo a contarte que… ¡por fin! He creado mi primer […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *